Rehabilitación de primer nivel para Gustavo Rojas

Roalber Torres. (@Roalbertorres). Prensa Deportico La Guaira. Desde el día uno, después de la intervención quirúrgica por una lesión del ligamento cruzado y menisco anterior, el mediocampista Gustavo Rojas comenzó una rehabilitación de primer nivel de la mano del cuerpo de fisioterapia de Deportivo La Guaira. Tras un par de semanas de reposo, el volante comenzó un programa de fortalecimiento del tren superior en el gimnasio y posteriormente arrancó con un plan que incluye trabajo específico en la zona, terapia en agua y sesiones en cámaras hiperbáricas.

“Luego de que sus muletas fueron retiradas, hicimos una especie de diario, donde llevamos el control de la caminata, la longitud de marcha, los tipos de ejercicios que se le van colocando, las evaluaciones de cómo están los rangos articulares (flexión y extensión) de la rodilla, evolución del edema y todos los detalles de su recuperación. Hemos trabajado por cuadrantes, por segmentos articulares, no solamente la rodilla, sino el tobillo y la cadera, que son articulaciones cercanas”, contó Abril León, licenciada en fisioterapia del naranja.

“Luego de que superó la etapa inflamatoria empezamos a hacer isometría, ligas, a trabajar cadenas anteriores y cadenas posteriores. Ahora que ya se cumplió un mes y seis días de su intervención decidimos enviarlo a la colega Eucarys Pabón, extraordinaria profesional, para trabajar y hacer terapia a nivel de agua; además de sesiones de hidroterapia, para que la recuperación del jugador sea completa y de alto nivel. También va a realizar cámaras hiperbáricas, que ayuda muchísimo a la oxigenación del tejido. La próxima semana comenzaremos a hacer doble turno: trabajará en la mañana con nosotros y en la tarde hará terapia en piscina, más cámara hiperbárica. Hemos agotado todos los materiales, todas las estrategias para que su recuperación a nivel física y mental sea la mejor”, completó.

Beneficios físicos y emocionales

Este martes, Rojas comenzó a realizar terapia en el agua, una actividad que no solo lo ayudará en la parte física sino en la emocional. “El agua es maravillosa, hay un gran cambio fisiológico importante una vez que entra el paciente. En ella mejora la circulación y hay un mejor rango de movimiento. Los ejercicios que se pueden conseguir aquí adentro no se consiguen allá afuera”, explicó Eucarys Pabón, terapeuta ocupacional, certificada en terapia en el agua y encargada de estas sesiones con el futbolista.

“El agua te proporciona ciertas propiedades como presión hidrostática, trabajas con masa, con densidad. Eso te permite tener mayor dominio de tu cuerpo. A veces no podemos caminar allá afuera y aquí lo podemos lograr; entonces hace un cambio en nuestro esquema corporal. En ese sentido el agua también reeduca”, añadió.

“Los beneficios de estas sesiones son muchísimos, no solo en lo físico, sino en lo emocional. El agua te proporciona un estado de relajación y te puedes llegar a conectar con tu propio cuerpo (…) Con Gustavo estamos trabajando cadenas, porque cuando se tiene una lesión de rodilla se tiende a adquirir malas posturas, a afincar la pierna contraria más. El agua le ayudará a disminuir el dolor, a disminuir la dificultad para hacer el movimiento y eso le permitirá una mejor recuperación”, ahondó la especialista, quien adelantó que se harán aproximadamente diez sesiones con el zuliano.

Rojas: “Confío en que volveré más fuerte”

Desde que inició su etapa de recuperación, Rojas ha puesto todo su empeño y energía en realizar cada uno de los ejercicios que le han puesto. El mediocampista, que asegura estar muy agradecido por todo el apoyo que ha recibido de la institución, tiene entre ceja y ceja superar este momento difícil y volver más fuerte que nunca a las canchas.

“Gracias a Dios la operación salió muy bien, agradezco mucho al doctor (Carlos) Leitao y al doctor (Antonio) Guerrera, que le pusieron mucho empeño, muchas ganas y todo salió muy bien. Estoy bastante contento y agradecido con el club, que desde el momento que me lesioné ha estado atento y apoyándome en todo. Me realizaron la resonancia prácticamente al día siguiente de la lesión, la operación fue una semana después y desde ese día han estado muy pendientes de mí todos: directiva, presidente, vicepresidente y gerentes. También estoy muy contento en la parte de fisioterapia con Gabriel (Campos) y Abril (León), porque hemos estado realizando una muy buena recuperación en este corto tiempo”, dijo de entrada el mediocampista.

Esta lesión ha sido la más dura en la carrera del zuliano, que espera salir fortalecido de esta amarga experiencia. “Vamos poco a poco, dentro de los tiempos que son, sin acelerar, sin apresurarnos. Le estoy metiendo bastante tranquilidad, bastante cabeza fría, para pasar este momento que es bastante duro, que uno no se lo desea a nadie; pero que lastimosamente pasó y que hay que afrontarlo de la mejor manera”, expresó.

“He tenido el apoyo de mucha gente, de mi familia, de mis compañeros, de todos en el equipo. Fue un momento duro saber que me tenía que operar, nunca había tenido una lesión grave como esta; pero confío en mi Dios y en que voy a recuperarme bien, para  luego volver más fuerte”, añadió el mediocampista, que quedó gratamente sorprendido luego de la primera sesión de terapia en el agua.

“Me sentí bastante bien con este terapia, es mi primera experiencia de este tipo. Estoy muy contento, porque me sentí muy bien. La terapeuta conoce muy bien su trabajo, es muy amable, atenta y sé que este trabajo adicional que estoy realizando me va ayudar en mi recuperación”, concluyó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.