Gabriel Miranda construye su propio camino

Roalber Torres. (@Roalbertorres). Prensa Deportivo La Guaira. Gabriel Miranda nació el año que su padre, el legendario jugador de la Vinotinto, colgó los botines. No lo vio jugar profesional, pero sabe lo que significa llevar su mismo nombre en el fútbol venezolano y con eso en mente disputó con Deportivo La Guaira sus primeros cuatro partidos en Primera División.

¿Te da una responsabilidad extra ser el hijo de un reconocido ex-jugador en el país? “Un poquito, por lo que significa para el fútbol venezolano (este apellido), pero dentro de la cancha no me pesa”, respondió el juvenil del naranja. “(Mi papá) está muy orgulloso de mí, me lo dice todos los días; pero también me dice que no puedo dejar nunca de trabajar, de aprender, para poder mantenerme en Primera División”, contó.

Su debut se dio frente a Atlético Socopó en el arranque del certamen y luego jugó contra Caracas, Trujillanos y Carabobo. “En los primeros partidos me costó adaptarme al ritmo de Primera División, pero poco a poco lo he agarrado”, resumió su todavía corto paso por la máxima categoría.

El caraqueño, que ha jugado como volante y lateral en este torneo, está contento por las oportunidades que ha recibido en una institución como Deportivo La Guaira y espera poder seguir haciéndose un nombre propio en el fútbol del país. “Es un orgullo poder jugar con este plantel en Primera División, ya estar en la máxima categoría. Esto es el fruto de todo el trabajo realizado y debo seguir trabajando para mantenerme aquí”, dijo.

“Es un privilegio también estar de juvenil en este plantel que cuenta con jugadores de gran experiencia y trayectoria y con un entrenador con gran recorrido. Me han dado la confianza siempre para dar lo mejor de mí y ayudar al equipo”, concluyó Miranda, a quien en lugar de “Gabo” le apodan “Gaby”, como a su papá.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.