César Moreno: “Estoy altamente satisfecho con el trabajo del grupo”

El mandamás de la Sub-18 litoralense habló sobre la campaña

Por Gabriel Rivera Villarroel

El año 2018 para el Deportivo La Guaira estuvo lleno de éxitos, con victorias importantes y copas para las vitrinas. Una de las plantillas que destacó durante la temporada fue la Sub-18, que pudo alzar el trofeo en el Torneo Clausura y quedarse con el subcampeonato absoluto de Venezuela.

César Moreno, director técnico del equipo, hizo un resumen de los logros obtenidos durante la campaña y habló sobre lo que piensa que fueron las claves para conseguirlos.

“En el balance general tuvimos un año muy, muy positivo. En el Apertura clasificamos invictos y posteriormente quedamos afuera en octavos, ante el Caracas FC, sin perder ningún partido”, adelantó el entrenador. Y es que en ese torneo, La Guaira culminó con 10 victorias y 2 empates, despidiéndose de la competencia solo por los goles de visitante. Además, contaron con Christian Schiavone, quien quedó goleador y luego dio el salto a España.

Dominio en el Torneo Clausura

Ya para el segundo semestre del año, hubo incorporaciones importantes en la escuadra, como la del zaguero Christian Petersen, quien llegó “para darle un plus a la defensa”. Además, Moreno pudo echar mano de un grupo de jugadores Sub-16, que “se integraron de la mejor manera” y pusieron su granito de arena para lograr el objetivo.

Todas esas altas, combinadas con la llegada de nuevos integrantes al cuerpo técnico, se conjugaron para darle al equipo la profundidad necesaria para lograr el campeonato. Los litoralenses dejaron un récord de 14 encuentros ganados, uno empatado y apenas cuatro perdidos, con 66 goles a favor y 11 en contra, para colgarse la medalla de campeón y ganar el derecho a disputar la final absoluta.

“El Clausura que hicimos fue altamente positivo, porque tuvimos una fase de grupos en la que ganamos todos los partidos, sin recibir un gol. Luego fuimos paso a paso, enseñando a los muchachos a jugar eliminatorias de ida y vuelta. Gracias a Dios pudimos encarrilar cada una, hasta ser campeones, que era el objetivo que teníamos”, continuó el estratega.

Moreno destacó el grupo de trabajo que se armó para la campaña

Los penales truncaron el camino a la estrella

En la final absoluta de la temporada, el cuadro guaireño enfrentó una vez más al Caracas, en un encuentro que terminó igualado a dos goles por bando. Fue por eso que la definición tuvo que hacerse desde los doce pasos y en la tanda, la suerte no le sonrió al naranja.

El profesor César entiende que todos tenían “la ilusión de ser campeones absolutos”, sin embargo aseguró estar “altamente satisfecho con el trabajo del grupo y del cuerpo técnico, porque logramos compenetrarnos y remar para el mismo lado junto a los jugadores”. Por otro lado, resaltó el “trabajo excepcional” hecho por los muchachos, además del “sacrificio, la entrega y la inteligencia para entender lo que se les pedía”.

Crecimiento exponencial

Para el DT, el desarrollo de los jugadores ha sido muy importante: “Unos tuvieron más crecimiento que otros y pienso que entre esos que crecieron bastante están Thomas Riveros y Leonardo Mosquera, que son jugadores que quizás llegaron sin ser los más importantes en sus posiciones y terminaron siéndolo dentro del plantel”, afirmó.

“También tenemos jugadores como Jovanny Bolívar, Anyer Maldonado, Juan Pablo Lepervanche,  José Maita, Harold Pérez, que ya tenían la importancia dentro del equipo, pero aún así siguieron creciendo y terminaron en un nivel muy alto. Se les fueron mejorando detalles y trabajamos con ellos no solo la parte física, sino también la parte mental y el entendimiento del juego”, comentó Moreno.

El nacido en Los Teques demostró su agradecimiento con “la directiva, con Luis Ángel (Sánchez), no solo por el grupo humano que armaron, sino por el trabajo que nos permitieron desarrollar y por el apoyo que nos brindaron en cada momento”, acotó.

Por último, también destacó la “calidad profesional y humana” del cuerpo de entrenadores y de los jugadores, lo que él piensa que los llevó al éxito. “Por eso, a pesar de que la vara queda muy alta, tenemos que seguir creciendo e intentar mejorar cada día”, cerró.

Así las cosas, la institución concluye un Año Naranja cargado de éxitos en todas las categorías y ahora comienza a prepararse para los desafíos que enfrentará el año entrante, cuando siga demostrando que tiene la mejor cantera de Venezuela.


El timonel resaltó el crecimiento de sus dirigidos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.